GRANDES PERSONAJES DE LA HISTORIA (V)

Buda

Jueves, 26 Febrero, 2015 - 17:59
ayoze md / La Victoria
Sidarta Gautama enseñó el término medio entre hedonismo (como Epicuro) y ascetismo estricto (como Diógenes de Sinope). El Sakiamuni es la figura central del budismo y sus relatos, discursos y reglas monásticos son creencias budistas que fueron recopiladas por sus seguidores sobre todo a través de la tradición oral. La cosmología budista afirma que los humanos pueden lograr el estado de buda, ya que en ellos reside el mayor potencial de iluminación.
 
Las biografías tradicionales de Buda incluyen milagros, profecías y eventos sobrenaturales. Es un ser totalmente trascendente. Se dice que en el transcurso de muchas vidas fue desarrollando habilidades suprahumanas. Se le atribuye el hecho de ser omnisciente y de eliminar el karma. Su padre que era el rey Sudodana hacía esfuerzos por ocultar enfermos, ancianos y el sufrimiento. Sin embargo, Buda salió del palacio y se encontró con un anciano, un enfermo, un cadáver y un asceta. Estos encuentros lo deprimieron y se esforzó por vencer al envejecimiento, la enfermedad y la muerte siendo asceta. Renunció a ser príncipe e inicio su vida ascética en la India. Practicó la meditación yoga con dos maestros anacoretas, aprende diferentes técnicas de meditación y logra altos estados de consciencia. Intentaba unir el individuo con lo absoluto para así lograr la liberación.
 
Sidarta y cinco de sus compañeros endurecieron sus prácticas de austeridad para lograr la iluminación, hasta el punto de privarse de todo bien material -hasta los alimentos-, realizando la mortificación. Aprendió que el ascetismo extremo no llevaba a la liberación y que alcanzado cierto punto ningún maestro era capaz de enseñar nada más. Buscó fuentes internas de sabiduría. De acuerdo a los primeros textos budistas, se dio cuenta que la abstracción meditativa era el camino correcto al despertar. Descubrió el Noble Octúple Sendero. En una noche de luna llena se sentó bajo la higuera arbórea sagrada, juro que solo se levantaría al encontrar la verdad. Pasó varias semanas bajo ese árbol y tras 49 días de meditación profunda logró alcanzar el estado bodi (el despertar). Tomó conciencia de que se había liberado. Llevó a cabo un entendimiento completo de la causa del sufrimiento y cómo eliminarlo. Ya no pesaba sobre él la ilusión del falso yo, su verdadero ser estaba más allá de la dualidad del aferramiento y la repulsión, había trascendido el espacio y el tiempo, la vida y la muerte, había detenido la rueda del samsara. A través del dominio total de estas verdades es posible alcanzar el nirvana.
 
Una psique en paz libre de ignorancia, deseo, odio y dolor. Juzgar queda eliminado. Le preocupaba que el humano estuviera tan arraigado a estas características, ya que no reconocerían un camino tan sutil y profundo como difícil de entender. 
 
Una mujer, Kisa Gotami, perdió a su único hijo y desesperada fue a ver al Buda para pedirle un milagro. El Buda le dijo que devolvería la vida al niño si le traía unas semillas de mostaza blanca de una casa donde nadie hubiese muerto. Kisa Gotami fue de casa en casa buscando la semilla, pero para su decepción, no pudo encontrar una familia en la que no hubiese muerto alguno de sus miembros. Repentinamente la iluminación le vino de la comprensión de que nadie estaba libre de la mortalidad, que todo cuanto surge ha de cesar. Regresó junto al Buda, quien la consoló y le enseñó el Dhamma. Los textos cuentan que con el tiempo llegó a ser una arahant, una de las discípulas realizadas del Buda. 
 
Sus mayores enseñanzas son: el camino medio que lleva a la liberación; las cuatro noble verdades (el sufrimiento es inherente a la existencia, el origen del sufrimiento es el deseo, el ego y la destrucción); el Noble Sendero Óctuple es el método a seguir para parar el sufrimiento; consiste en un entendimiento, intención, lenguaje, acción, subsistencia, esfuerzo, atención y concretación correcta; la psique crea sufrimiento como algo natural; las enseñanzas deben ser confirmadas por la experiencia; todo lo que es tiene un final; nada de lo que llega a ser es satisfactorio; el no-yo como entidad intrínseca temporal de la persona que no lleva a la aniquilación de la personalidad ni al nihilismo; el Nirvana como dimensión de la conciencia inestructurada y pacífica liberada del sufrimiento de la psique y la voluntad del mundo condicionado.
 
Afirmó que no hay intermediario entre lo humano y lo divino, el Buda es un guía o un maestro para recorrer el camino del Nirvana hacia el despertar espiritual para comprender la realidad a través de una comprensión consciente de la psique.
 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para prevenir la entrada de spam.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.